Los beneficios del jamón ibérico en la dieta mediterránea

El Jamón Ibérico es uno de los productos más gourmets de nuestra gastronomía. Además de ser único por su inigualable sabor y textura, posee unas cualidades nutricionales que lo convierte en un alimento saludable y perfecto para consumirlo dentro de la dieta mediterránea.

La dieta mediterránea: qué es y en qué consiste

La dieta mediterránea es considerada una de las más saludables del mundo por los beneficios que aporta al organismo, gracias al consumo de productos naturales como la fruta, verduras, frutos secos, etc.

¿Por qué debemos realizar una dieta mediterránea a diario?

Seguir una dieta mediterránea junto a la práctica de deporte de forma diaria, ayuda a prevenir la obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Otro de los beneficios es que, la dieta mediterránea ayuda a prevenir la diabetes gracias al uso del aceite de oliva y otros hidratos de carbono complejos que ayudan a regular la glucosa en el organismo.

Los alimentos que no pueden faltar en nuestra dieta mediterránea y cómo consumirlos

Si quieres seguir una dieta mediterránea estos son algunos de los productos que no pueden faltar en tu cocina:

  • Frutas
  • Legumbres
  • Verduras
  • Aceite de Oliva
  • Frutos secos
  • ¡Y no te olvides del Jamón Ibérico

Los beneficios y propiedades del jamón ibérico en la dieta mediterránea

Cada vez más buscamos alimentos saludables para seguir una dieta equilibrada. En España contamos con productos muy beneficiosos como el aceite de oliva o el Jamón Ibérico.

No todos los jamones ibéricos tienen los mismos valores nutricionales, ya que según su raza, los cerdos ibéricos son alimentados de una forma u otra. Si quieres saber más acerca de las diferencias entre los distintos tipos de jamón ibérico, visita nuestro blog.

El alto valor nutricional del jamón ibérico

Aun cuando el proceso de elaboración de todos los jamones es muy similar, cambiando principalmente el tiempo de curación, no todos los jamones aportan los mismos beneficios para el organismo.

Gracias a la crianza en la dehesa y a la alimentación a base de bellotas de los cerdos ibéricos, los jamones de bellota se convierten en productos gourmets cardiosaludables y ricos en vitaminas.

A nivel nutricional, el jamón de bellota es un producto muy completo con un alto contenido en ácido oleico (gracias a la grasa entreveteada del producto), hierro y proteínas.

Además, a nivel calórico es uno de los embutidos más saludables al aportarnos solo unas 200 kcal aproximadamente por cada 100g de producto.

Consejos para introducir el jamón ibérico o serrano en la dieta de los niños

Otra de las ventajas del jamón ibérico es su versatilidad para incorporarlo en nuestras recetas del día a día, ya sea en platos tradicionales o en otros más saludables, en el desayuno o simplemente como snack. Una receta tradicional que te proponemos y que encantará a los más pequeños de la casa son macarrones con jamón y tomate.

Si prefieres una receta saludable con jamón: unas alcachofas confitadas de temporada con jamón ibérico siempre es buena opción. Si quieres descubrir otras recetas con jamón, visita nuestro blog y cuéntanos cuál es tu receta favorita.

Nosotros lo tenemos claro, el jamón ibérico se ha convertido en un “must” de nuestra dieta sin remordimientos. Es un producto delicioso, bueno para el colesterol y bajo en calorías, ¿hay algo mejor?  😉

Visita nuestros productos ibéricos y disfrútalos en tu día a día.

 

 

No Comments

Post A Comment